top of page
Buscar
  • Sébastien CHAUVIN

Adaptar la gestión forestal al cambio climático - Directrices del proyecto ADAPYR

La gestión forestal está sujeta a muchos retos, entre ellos la adaptación al cambio climático y sus efectos. El cambio de especies objetivo, la migración asistida, la libre evolución, la plantación de nuevas especies, etc. Las prácticas y orientaciones adoptadas para responder a estos retos son a menudo debatidos. Para ver las cosas con más claridad, el proyecto OPCC-ADAPYR (Observatorio Pirenaico del Cambio Climático) reunió a gestores de espacios naturales, silvicultores y científicos. Iniciado en 2020 a través del programa INTERREG POCTEFA, su objetivo era observar, capitalizar, transferir y apropiarse las buenas prácticas de adaptación al cambio climático en los Pirineos en un contexto de cooperación transfronteriza.


En este marco, FORESPIR ha llevado a cabo la parte forestal del proyecto y ha coordinado la redacción de Líneas guías para la integración de la adaptación al cambio climático en la gestión forestal en los Pirineos. El objetivo de este libro es ofrecer recomendaciones concretas a las autoridades públicas, a los gestores forestales y a los agentes económicos sobre una serie de medidas que deben adoptarse para tener más en cuenta estas preocupaciones vitales.

El cambio climático en los bosques pirenaicos y sus riesgos


El cambio climático ya está en marcha, con efectos a veces visibles en el territorio, y está afectando a los bosques y a los sectores de actividad asociados a ellos.

De hecho, varios modelos han revelado la tendencia al aumento de las temperaturas y a la prolongación de los periodos secos en los Pirineos. Estos dos factores de estrés abiótico hacen que los árboles sean más vulnerables a las amenazas bióticas, como las enfermedades y las plagas, poniendo a las masas forestales en riesgo de decaimiento. Pero, los bosques desempeñan funciones esenciales para nuestras sociedades y territorios. En particular, tienen una importante función económica, al proporcionar puestos de trabajo en zonas rurales y materiales a las zonas de gran actividad, al tiempo que contribuyen a la conservación del paisaje y, por tanto, al atractivo del macizo. Desde el punto de vista medioambiental, contribuyen a almacenar carbono, mantener la biodiversidad y regular los ciclos del agua. Por último, son parte integrante de la prevención de catástrofes naturales, limitando el riesgo de avalanchas, flujos de lodo y deslizamientos. Por tanto, la degradación del estado de los bosques podría tener consecuencias en todas estas funciones.

“La adquisición y difusión de conocimientos, la cooperación y el mantenimiento de un nivel suficiente de conocimientos en el sector forestal son, por tanto, cuestiones que no podemos ignorar.”

Aunque los silvicultores son muy conscientes de estos problemas, a menudo les resulta difícil encontrar los medios para afrontarlos y saber qué prácticas aplicar. Por ello, hoy en día parece imprescindible promover la adquisición, difusión y aplicación de conocimientos útiles para éstos. Este es el objetivo de las líneas directrices publicadas en el marco del proyecto ADAPYR. Esta publicación, recopilada a partir de los ensayos silvícolas realizados en los Pirineos y de los testimonios de los operadores forestales, formula un gran número de recomendaciones, centradas principalmente en dos palancas :

  • Políticas públicas adecuadas

  • La movilización de técnicas silvícolas


La necesidad de desarrollar políticas públicas adecuadas

Las políticas forestales públicas deben integrar hoy una serie de principios para apoyar a los gestores en su proceso de adaptación. Sin embargo, éstos se enfrentan a una serie de dificultades: falta de recursos humanos y presupuestarios, escasa promoción de las buenas prácticas, necesidad de un enfoque a largo plazo, diversidad de contextos, ... Así, algunas de las propuestas formuladas en el marco del proyecto ADAPYR se dirigen a los responsables públicos para crear las condiciones institucionales necesarias para la gestión adaptativa de los bosques pirenaicos. El objetivo de estas propuestas sería:


  1. Permitir más tiempo de peritaje y, por tanto, más recursos humanos para el diagnóstico y la gestión

  2. Permitir la adquisición de conocimientos sobre el impacto del cambio climático

  3. Reforzar las capacidades de previsión y gestión de riesgos, ya sean sanitarios o de incendios

  4. Desarrollar y reforzar las redes para compartir mejor los conocimientos

  5. Cambiar los documentos de gestión en favor de la adaptación


Su implantación aumentaría el nivel de conocimientos de las organizaciones forestales en términos de capacidad de diagnóstico y gestión, y les permitiría así adoptar los métodos más adecuados para sus bosques.


Recomendaciones técnicas para los gestores


En el Pirineo se han realizado varios ensayos de técnicas de gestión adaptativa para promover la resiliencia de las masas forestales. Inicialmente identificados en el marco del proyecto CANOPÉE y su Guía de gestión forestal para la adaptación al cambio climático de los bosques pirenaicos, fueron destacados por ADAPYR como herramientas de conocimiento y adaptación al cambio climático. Claras y clareos, adaptación del diámetro explotable, elección de las especies y su origen, reducción del riesgo de incendios, diversificación de los sistemas forestales,...

Dado que probar una sola estrategia significa asumir el riesgo de verla fracasar, esta lista no exhaustiva de experiencias es una valiosa herramienta para ayudar a los gestores en su toma de decisiones. Sobre todo, la diversidad de estas propuestas permite adaptar las prácticas de gestión al contexto de las masas teniendo en cuenta sus efectos socioeconómicos, de acuerdo con una gestión multifuncional de los bosques pirenaicos.

“Hoy en día hay que tomar numerosas decisiones para anticipar y limitar los riesgos dentro del amplio abanico de posibles situaciones climáticas futuras en los Pirineos”

Para las generaciones futuras y nuestros territorios, proyectos como ADAPYR son un primer paso hacia estos progresos. Además, cada una de las orientaciones propuestas podría proseguirse, enriquecerse o incluso adaptarse a otros contextos, más allá del macizo pirenaico.


Descubre el conjunto de estas propuestas en este enlace

Ne te pierdes nuestros vídeos sobre el cambio climático y los bosques en los Pirineos

4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page