Buscar
  • Sébastien CHAUVIN

Día Internacional de la Biodiversidad

FORESPIR, un grupo al servicio de la biodiversidad pirenaica


En 1993 entró en vigor el Convenio sobre la Diversidad Biológica adoptado por las Naciones Unidas. Preocupadas por el empobrecimiento de la biodiversidad en el mundo, las Naciones Unidas proclamaron el 22 de mayo, fecha de adopción del texto del Convenio, como Día Internacional de la Biodiversidad, con el fin de sensibilizar a la opinión pública sobre la riqueza de las especies vegetales y animales del planeta. Celebrado en todo el mundo, este día es una oportunidad para echar la vista atrás a la biodiversidad de los Pirineos y al compromiso de los actores de la región con su protección.



Los Pirineos, una reserva única de biodiversidad

El macizo pirenaico ofrece una riqueza biológica excepcional en Europa. Los Pirineos se caracterizan por su particular contexto bioclimático, muy original en términos de biodiversidad, con influencias montañosas, mediterráneas y atlánticas. ¿Pero qué es la biodiversidad? La diversidad biológica -o biodiversidad- es el término utilizado para describir todas las formas de vida y sus características naturales. Esta diversidad se manifiesta en una amplia gama de plantas, animales así como de microorganismos. Si algunas especies emblemáticas son bien conocidas por el gran público, como el lirio de los Pirineos, el urogallo, el oso pardo o el ciervo, cientos de otras especies de insectos, aves, pequeños mamíferos y setas habitan las montañas pirenaicas y contribuyen a su excepcional riqueza. Además, los pasos pirenaicos son importantes puntos de migración en Europa: en los últimos años, se han convertido en verdaderos indicadores del estado de salud ambiental y de los trastornos provocados por el cambio climático en Europa.


Especies y hábitats amenazados

Esta diversidad es un elemento central de la identidad y el atractivo del territorio y es uno de los principales valores del macizo. Sin embargo, hoy en día existen muchas amenazas para las especies y sus hábitats. Aparte del cambio climático, las plagas y los parásitos, también las actividades humanas afectan al estado de conservación de las especies y contribuyen a la degradación y fragmentación de sus hábitats. En efecto, el desarrollo de las actividades turísticas y deportivas en los últimos años ha provocado una serie de presiones sobre la biodiversidad: pisoteo, molestias acústicas, contaminación lumínica, instalación de infraestructuras, etc.

“La biodiversidad es un poco como el clima, su deterioro es a veces tan imperceptible que la conciencia del deterioro de la situación es extremadamente complicada”

Philippe Martin, Conferencia regional sobre la biodiversidad, Occitania, 2018.



Conscientes de esta increíble diversidad, los responsables públicos han incluido su protección y valorización en numerosas estrategias. De Europa a los territorios, pasando por el Estado, muchos proyectos pretenden reconciliar las actividades humanas con el mundo natural para "Construir un futuro común para todas las formas de vida", tema del día 2022.


Proyectos federativos para proteger las especies y los hábitats de los Pirineos

Este es el compromiso asumido por FORESPIR y todos sus socios en el marco de los diversos proyectos realizados a lo largo del macizo. Al favorecer la adquisición de conocimientos, la aplicación de enfoques de gestión comunes y la formulación de recomendaciones transversales, estos proyectos transfronterizos permiten conciliar las actividades humanas y el respeto de la biodiversidad, según una gestión multifuncional y sostenible de los territorios.

“A las especies no les importan las fronteras administrativas, viven en ecosistemas, y es en base a estos ecosistemas que debemos intentar trabajar”

Marc Abadie, Conferencia regional sobre la biodiversidad, Occitania, 2018.


En particular, el proyecto GREEN (enlace) para la “Gestión y puesta en REd de los Espacios Naturales del Pirineo” ha situado el alto valor de sus territorios en el centro de las preocupaciones de los gestores de espacios naturales. Al fomentar el intercambio de conocimientos y experiencias entre los operadores de ambos lados de la frontera, el GREEN ha permitido crear una auténtica red de cooperación para la conservación de la biodiversidad. Esta voluntad de unirse tras un reto común ha dado lugar a la creación de una plataforma específicamente dedicada a las especies y los hábitats de los Pirineos: la plataforma GREEN. Accesible al público para informarse sobre la fauna, la flora y los sitios de los Pirineos, es también una valiosa herramienta de intercambio para los miembros de la red. Ahora, cuando se encuentren con un problema de gestión, podrán consultar la plataforma para ver cómo otros han abordado, o incluso solucionado, ese problema. Es una verdadera ventaja para nuestros territorios. Este era el principal objetivo de la herramienta:

“proporcionar un espacio de diálogo e intercambio de experiencias entre los gestores de los espacios naturales, y así fortalecer su capacidad para cooperar en la conservación de la biodiversidad pirenaica en coherencia con el desarrollo socio-económico de los territorios rurales”

También la plataforma GREEN es un medio para sensibilizar a los ciudadanos, a los decisores y a los agentes locales sobre la importancia de la biodiversidad en los Pirineos, enumerando los lugares Natura 2000, las especies de interés comunitario y presentando las estructuras responsables de su gestión.


Como herramienta transversal, similar a los proyectos realizados por los gestores de espacios naturales, la plataforma GREEN es una palanca para construir juntos un "futuro común para todas las formas de vida".


Descubra la riqueza de especies y hábitats naturales de los Pirineos en la plataforma GREEN : http://green.ctfc.cat/





2 visualizaciones0 comentarios